fbpx

¿Cómo podemos ayudarle?

Revisión de MRI gratuita *

Comprender la espondilitis: causas, síntomas y opciones de tratamiento

La espondilitis es una afección que causa inflamación en la columna vertebral, específicamente en las vértebras y las articulaciones espinales (también conocidas como articulaciones facetarias). Si la afección es grave, las articulaciones facetarias y las vértebras pueden hincharse y desalinearse en la columna vertebral. Esto puede restringir el movimiento, causar rigidez y posiblemente impactar un nervio circundante.

Si nota el desarrollo de estos síntomas y no puede encontrar alivio después de una semana de descanso, tomar medicamentos antiinflamatorios y aplicar compresas frías / calientes, debe programar una cita con su médico. Su médico puede revisar su síntomas y ordenar una resonancia magnética para determinar si espondilitis es la causa de tu dolor Una vez que le diagnostican, usted y su médico pueden conversar sobre qué tipo de espondilitis tiene, qué causó su afección y las opciones de tratamiento disponibles para usted.

Tipos de espondilitis

La espondilitis es un término general que los médicos suelen utilizar para referirse a un grupo de afecciones crónicas que implican inflamación de las vértebras espinales o las articulaciones facetarias. Este grupo de microcondiciones incluye espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, espondiloartropatía indiferenciada, espondiloartropatía juvenil, artritis reactiva y artritis enteropática. El más común de estos es espondiloartritis anquilosante, que es una afección de la columna que describe la rigidez y el dolor en la columna causados por la artritis en las articulaciones y las vértebras. Cuando no se trata, la espondilitis anquilosante puede causar movilidad limitada y dolor debilitante, especialmente si las articulaciones inflamadas comprimen una raíz nerviosa local.

Causas de espondilitis

La espondilitis es una condición compleja de la columna. Se desconoce la causa exacta, pero la investigación sugiere fuertemente que la genética juega un papel principal en el desarrollo de la enfermedad. Esto se evidencia por el hecho de que la mayoría de las personas con espondilitis tienen un gen llamado HLA-B27. Este gen se encuentra en más del 95 por ciento de las personas de raza blanca con espondilitis anquilosante, aunque en otros grupos étnicos, la asociación entre la presencia de HLA-B27 y el desarrollo de espondilitis anquilosante varía. Además, la mayoría de las personas con HLA-B27 nunca desarrollan espondilitis anquilosante, por lo que está claro que hay algo más involucrado en el inicio de la enfermedad. Algunos factores de riesgo adicionales de desarrollar espondilitis incluyen:

  • Infecciones bacterianas. Las infecciones bacterianas, particularmente aquellas en el tracto gastrointestinal, parecen desencadenar espondilitis anquilosante en personas que tienen la composición genética de la enfermedad.
  • Tener familiares con espondilitis anquilosante. Las personas con el gen HLA-B27 que tienen parientes con espondilitis anquilosante tienen más probabilidades de desarrollarlo ellos mismos.
  • La presencia de otros marcadores genéticos. Otros genes, incluidos IL23R y ARTS1, parecen estar relacionados con el desarrollo de la espondilitis anquilosante.

Opciones de tratamiento para la espondilitis.

Es probable que su médico comience su tratamiento con opciones conservadoras de alivio del dolor, como fisioterapia, compresas frías / calientes, estiramientos y medicamentos para el dolor. Hay muchas opciones de tratamiento conservadoras disponibles para que usted y su médico puedan trabajar juntos para encontrar la combinación de terapias que mejor alivie su dolor.

Si no responde al tratamiento conservador, es posible que deba considerar una opción quirúrgica. USA Spine Care no trata la espondilitis. Sin embargo, nuestro equipo puede proporcionar información adicional. Contacto nosotros hoy para aprender más.

Examinar recursos relacionados

SUBIR Botón Llamar ahora
es_ESSpanish