fbpx

¿Cómo podemos ayudarle?

Revisión de MRI gratuita *

Hogar »» Condiciones de la columna vertebral »» Estenosis del canal

Comprensión de la estenosis del canal: su guía para el estrechamiento del canal espinal

El primer paso a seguir si le han diagnosticado estenosis del canal es comenzar a investigar esta afección para que pueda conocer qué causa su desarrollo y qué opciones de tratamiento están disponibles para usted. Una de las primeras cosas que aprenderá es que "estenosis" es otra palabra para "estrechamiento", y la estenosis del canal también se conoce como estenosis espinal y estrechamiento espinal. También aprenderá que la cirugía de columna a menudo no es el primer método de tratamiento recomendado, y que muchas personas encuentran alivio de los tratamientos conservadores solos.

¿Qué es la estenosis del canal?

La estenosis del canal es una afección que afecta la columna vertebral. La médula espinal se encuentra dentro de un espacio llamado canal espinal, que está limitado por las vértebras de la columna vertebral. Cuando el área alrededor de la médula espinal se estrecha, se conoce como estenosis del canal. También puede ser llamado por uno de los varios nombres alternativos de la afección, como estenosis central, estenosis central del canal espinal o simplemente estenosis espinal.

La condición y sus causas subyacentes pueden producir una serie de síntomas incómodos. Si tiene estenosis espinal, puede experimentar dolor en el cuello o la espalda, así como dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad que se irradia a otras partes del cuerpo. Dependiendo de la ubicación exacta de la estenosis, algunos pacientes pueden experimentar estos síntomas en el cuello, la parte superior de la espalda, los brazos, la parte inferior de la espalda, las caderas o las piernas. Sin embargo, algunos pacientes pueden no experimentar síntomas como resultado de un estrechamiento del canal espinal.

¿Qué causa la estenosis del canal?

Hay muchas afecciones de la columna que podrían conducir al desarrollo de estenosis del canal, incluyendo lo siguiente:

  • Osteoartritis. Este tipo de artritis generalmente se adquiere a través del proceso de envejecimiento natural e implica la degradación del cartílago dentro de las articulaciones. La osteoartritis espinal puede causar que las articulaciones facetarias de la columna se inflamen y se acumulen espacios alrededor de la médula espinal y sus raíces nerviosas.
  • Hernias de disco y / o discos abultados. Cuando un disco espinal se abulta y / o hernia, el tejido del disco puede ingresar al canal espinal, causando estenosis.
  • Espuelas óseas. El cuerpo comúnmente produce espolones óseos (agrandamientos en la estructura natural de un hueso) como un medio para mitigar la fricción hueso sobre hueso. En la columna vertebral, esta fricción puede ocurrir de varias maneras. Por ejemplo, los discos espinales pueden colapsar debido a la degeneración relacionada con la edad, lo que permite que las vértebras adyacentes se acerquen y se froten entre sí. Esto provoca la formación de espolones óseos que pueden invadir el canal espinal. Además, la presencia de osteoartritis significa que el cartílago se ha erosionado en las articulaciones facetarias de la columna. Sin una capa suave y lisa de cartílago, los extremos crudos de la junta se raspan uno contra el otro. Esto puede estimular la creación de espolones óseos, que se entrometen en el canal espinal.

Estas afecciones de la columna pueden diagnosticarse mediante una variedad de técnicas de imagen, que incluyen rayos X, resonancias magnéticas y tomografías computarizadas. También se le puede pedir que realice pruebas de fuerza y reflejos y que tome sangre para detectar otras afecciones que pueden causar estenosis del canal.

Opciones de tratamiento para la estenosis del canal

Si le han diagnosticado estenosis del canal central, debe consultar a su médico para determinar el curso adecuado de tratamiento. Se recomienda a la mayoría de los pacientes que sigan un régimen de tratamiento no quirúrgico conservador que consista en alguna combinación de los siguientes tratamientos:

  • Medicamento. Muchos pacientes encuentran alivio de sus síntomas al tomar analgésicos de venta libre, como acetaminofén, y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno. En algunos casos, es posible que el dolor no responda a estos medicamentos y se puede recetar a los pacientes medicamentos orales e inyecciones espinales más fuertes.
  • Terapia física. Aunque el estiramiento y el ejercicio no revierten permanentemente la estenosis del canal, en la mayoría de los casos es esencial mantener la columna en movimiento para garantizar que se mantenga lo más saludable y flexible posible. Las sesiones de fisioterapia implican realizar ejercicios diseñados para fortalecer los músculos de la espalda y mantener la columna flexible.
  • Terapia de frío y / o calor. Para abordar la inflamación y el dolor que pueden acompañar a la estenosis del canal, los pacientes pueden colocar compresas de hielo o almohadillas térmicas (o alternar las dos) en el cuello o la espalda. Es importante seguir las recomendaciones de un médico por cuánto tiempo dejar estos elementos en su lugar, pero una pauta general es aplicarlos durante 20 minutos y eliminarlos durante 20 minutos. Colocar una toalla entre la bolsa de hielo o la almohadilla térmica y el cuerpo puede ayudar a prevenir posibles daños a la piel.

Además de recomendar estas técnicas, los médicos generalmente sugieren que los pacientes con estenosis del canal realicen ajustes en el estilo de vida para mejorar su bienestar general. Aunque cambiar su estilo de vida no curará la estenosis espinal ni revertirá sus efectos, hacer ciertos ajustes puede mejorar la salud de su columna vertebral en su conjunto y potencialmente ayudar a mitigar los síntomas de la estenosis. Algunos cambios comúnmente sugeridos incluyen:

  • Mantener un peso saludable. Perder el exceso de peso puede quitar algo de la carga de la columna y potencialmente aliviar los síntomas, particularmente en el caso de la estenosis espinal lumbar. El peso adicional alrededor del abdomen puede ejercer presión sobre el área de la espalda baja, que ya es propensa a lesiones.
  • Dejar de fumar. Fumar puede provocar la descomposición de los tejidos en la columna vertebral, y dejar el hábito puede ayudar a mantener la fuerza de esta importante área del cuerpo. Por supuesto, este es solo uno de los muchos beneficios para la salud que los pacientes pueden obtener al dejar de fumar.
  • Limitar el consumo de alcohol. El alcohol puede impedir la circulación y relajar los músculos que se usan para estabilizar la columna vertebral. Por lo tanto, reducir el consumo de alcohol puede mejorar la circulación alrededor de la columna vertebral y ayudar a que la musculatura brinde un mejor soporte para las áreas afectadas del cuello o la espalda.
  • Hacer ejercicio regularmente. Aunque los pacientes que experimentan dolor y otros síntomas causados por la estenosis espinal pueden no tener ganas de hacer ejercicio, levantarse y moverse generalmente mejora la salud de la columna vertebral. Las actividades de bajo impacto que fortalecen suavemente los músculos que sostienen la columna vertebral (como la natación) y aumentan la flexibilidad (como el estiramiento) pueden ayudar.

También existen tratamientos alternativos para la estenosis del canal que pueden ser útiles para controlar los síntomas de la estenosis espinal, que incluyen:

  • Cuidados quiroprácticos. Basado en el pensamiento de que la movilidad espinal limitada y la mala alineación pueden traducirse en dolor y otros síntomas, este método se enfoca en hacer ajustes en la columna vertebral para devolverla a un rango completo de movimiento normal. Dichos ajustes pueden incluir la aplicación de fuerza o tracción manual para mover las vértebras y potencialmente reducir la presión sobre la médula espinal y las raíces nerviosas afectadas.
  • Acupuntura. Este tratamiento se basa en la creencia de que la energía vital (conocida como Qi o Chi) fluye a través del cuerpo a lo largo de los meridianos, y esta energía puede bloquearse en ciertos puntos, lo que puede causar problemas de salud. Los acupunturistas aplican cuidadosamente pequeñas agujas en áreas específicas del cuerpo para liberar esta energía. Se dice que el tratamiento alivia el dolor y mejora la calidad de vida general de los participantes.
  • Yoga. Las posturas de yoga se centran en la respiración adecuada y el estiramiento lento y suave, que algunas personas encuentran útil para abordar el dolor de la estenosis del canal y otros síntomas. Es importante que comience despacio y se abra paso en poses simples, para que no empeore involuntariamente su dolor.

En muchos casos, los enfoques conservadores pueden ayudar a gestionar el síntomas de estenosis del canal, pero no son efectivos en todas las circunstancias. Si las terapias conservadoras resultan ineficaces después de varias semanas o meses, se le puede recomendar que se someta a una cirugía de columna. Los cirujanos de USA Spine Care realizan una cirugía de columna mínimamente invasiva para tratar los síntomas de la estenosis del canal. Póngase en contacto con USA Spine Care para obtener más información sobre nuestras técnicas quirúrgicas para pacientes ambulatorios y para una revisión sin costo * de su IRM para determinar si usted es un potencial candidato.

Examinar recursos relacionados

SUBIR Botón Llamar ahora
es_ESSpanish